Tesoros de la Marca en el Rastro de la Rata



Entre las recompensas que hemos incluido para el mecenazgo de El mester de mancebía hay aportaciones que son exclusivas para tiendas, como Maestro Mercader, limitada a tres recompensas, en la que la tienda se materializará en el Mercado de la Rata en forma de puesto, tenderete o local pintoresco. Nada más empezar la campaña, Tesoros de la Marca y El Goblin nos mostraron su entusiasmo y apoyo por el proyecto, aportando ambas para una de esas tres recompensas de Maestro Mercader

Por nuestra parte, ya nos hemos metido en harina y queremos presentaros el boceto de lo que será Tesoros de la Marca en el Mercado de la Rata de Riebel. ¿Qué os parece?

En el extremo noroeste del Rastro de la Rata, anexo a la tienda de Rumores para olvidar, se encuentran las ruinas de una de las torres almenadas que iban a servir de elemento defensivo al palacio del gobernador. En el suelo, una pesada trampilla de madera reforzada con láminas de hierro se abre a una estrecha escalera de caracol que desciende y se adentra en las profundidades del subsuelo de Riebel. Tras un estrecho pasadizo iluminado tenuemente con un par de antorchas, nos espera Tesoros de la Marca, una tienda de objetos mágicos y otros tesoros alojada en la que iba a servir de cámara acorazada del palacio.
En Tesoros de la Marca, los objetos mágicos están organizados en estanterías y baules por su rareza. En cualquier momento, un aventurero puede acercarse a la tienda a buscar un objeto en concreto, cuya disponibilidad dependerá de sus niveles de rareza y poder (consultar las tablas de objetos mágicos del Dungeon Masters Guide). Además, Tesoros de la Marca también compra objetos mágicos y otras piezas de tesoro, e incluso permite empeñarlos. Todos pasamos por malas rachas alguna vez…
Es habitual encontrarse en los callejones del Mercado de la Rata carteles y tablones con una relación de los objetos que están disponibles en Tesoros de la Marca. ¡Aprovecha las gangas! Además, de vez en cuando, aparecen en estos bandos objetos muy raros o de gran poder a los que más de uno les hincaría el diente o no dudaría en quitarse al resto de potenciales compradores de en medio para poder tenerlo en sus manos.
Como en Riebel triunfa más el trueque que el dinero, utiliza los valores de rareza y poder de los objetos para calcular su valor aproximado. Ten en cuenta que si los jugadores abusan de la tienda para vender todo aquello que encuentran en sus aventuras, es probable que sus tesoros cada vez se coticen menos. De la misma manera, cuantos más ejemplares haya de un objeto en concreto, menor será su valor. Los caminos del comercio son inescrutables, amigo.

0 comentarios: