Lugares de aventura: Ferrerías

Continuamos con nuestra serie de entradas dedicadas a ofrecer lugares de aventura de inspiración histórica que ayuden a enriquecer vuestras partidas. El turno de hoy es para las ferrerías, pieza clave de la explotación minera y el comercio de metales, muy presente en el norte de la península (País Vasco y Cantabria, fundamentalmente).

Las ferrerías son instalaciones siderúrgicas pre-industriales en las que se transforma el mineral de hierro obtenido de minas cercanas en metal, empleando el carbón vegetal como combustible principal y la fuerza del agua para mover ruedas y engranajes que ayudarán en la forja. Las primeras ferrerías aparecen ya en la prehistoria y se mantienen presentes a lo largo de toda la historia hasta llegar al siglo XX, momento en el que no pueden competir contra la tecnología de altos hornos.

Ferrería de Cades (Cantabria)
Fuente: Wikimedia Commons

Vamos a repasar las características que hacen de las ferrerías un lugar atractivo para situar nuestras aventuras:

- Las ferrerías se sitúan junto a los ríos, para aprovechar su fuerza motriz, y cerca de enclaves montañosos (para obtener el codiciado hierro) y boscosos (fuente principal de carbón vegetal). Es habitual que los ríos cuenten con diques y presas para gestionar la cantidad de agua necesaria para que funcione la ferrería y evitar inundaciones en épocas de lluvia intensa.

- Es común encontrar otras funciones asociadas a las ferrerías. Se aprovecha el agua, por ejemplo, para construir molinos destinados a fabricar harinas. Tampoco es extraño que cuenten con sus propios hornos de pan. Y, por supuesto, todo buen herrero no desperdiciará la ocasión de montar su taller en una ferrería, pudiendo incluso llegarse a instaurar gremios y escuelas de artesanos.
Ejemplo de desvió de agua. Foto de Akerraren Adarrak en dominio publico


- Actúan también como punto de encuentro y punto comercial entre villas y asentamientos menores. Los comerciantes de productos fabricados con hierro traen bienes y noticias del camino, y mantienen la región abastecida e informada.

- Si el hierro de las minas es abundante y el río cuenta con un caudal generoso, no es extraño encontrarse con una auténtica red de ferrerías, cada una ligada a sus familias, gremios y escuelas de artesanos. La competencia estaba a la orden del día y podían desencadenarse enfrentamientos y pequeños actos de sabotaje entre los dueños de las ferrerías.

Teniendo en cuenta estos elementos, una ferrería o una zona de ferrerías puede convertirse en una opción interesante para ambientar nuestras aventuras como alternativa a las villas o ciudades. Funcionan a la perfección en mundos de fantasía medieval clásica, en los que parece que las tribus de enanos que han abandonado las montañas (como los enanos de las colinas de Reinos Olvidados) han nacido para ser ferrones, que es como se denominaba a los que trabajaban en ferrerías. También resultan un lugar atractivo para gnomos y alquimistas, por su potencial como taller de fabricación de armas, armaduras y otros objetos mágicos. Y no hablemos ya de los gólems de hierro...

Ferrería El Pobal (Bizkaia)
Fuente: Wikimedia Commons

Hilando más fino, puede ser también interesante desarrollar la relación entre las ferrerías con el Círculo de Druidas local. ¿Cómo se tomarían estos una explotación intensiva de las minas y bosques, y la canalización de ríos? Puede que los elfos de los bosques se sumaran también al descontento, avivando viejas rivalidades entre enanos y elfos.

Por último, aunque con la progresiva industrialización del siglo XIX las ferrerías se ven sumidas en una rápida decadencia, hubo casos concretos (como el de la ferrería de los Varona, en Valdegovía) en los que se produjo una reconversión del negocio en forma de pequeñas centrales eléctricas, aprovechando presas y saltos de agua de los ríos, lo cual nos da una oportunidad estupenda para añadir elementos de steampunk en nuestras partidas. ¿Puede que razas como los forjados nacieran en una de estas ferrerías adaptadas a los nuevos tiempos? Quién sabe...

***

Si os animáis a utilizar una ferrería como lugar de aventuras, o cualquier otro de los lugares que hemos aportado en nuestras entradas, estaremos encantados de que nos hagáis llegar vuestra experiencia. De igual manera, si os apetece que escribamos un artículo sobre un lugar de aventuras concreto, podéis escribirnos a estudiod6@gmail.com.


0 comentarios: